Compartir

Tras la reunión de representantes sindicales y empresarios se llegó a un acuerdo para aumentar el salario mínimo vital y móvil a $47.850, monto al que se llegará recién a fin de año (diciembre) luego de cuatro incrementos en nueve meses.

En total la suba pactada por las partes es del 45%, divido en cuatro tramos: un 18% en abril, un 10% en junio, otro 10% en agosto y un 7% en diciembre, con revisión en agosto próximo. Actualmente es de $33.000.

El encuentro fue abierto por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aunque una hora antes deliberó la comisión de Salario Mínimo, Vital y Móvil y Prestaciones por Desempleo, cuyos temas trataron también serán parte de la sesión plenaria de los 32 integrantes del organismo -16 por sector- bajo la supervisión de los funcionarios laborales.

Las deliberaciones tuvieron como marco la pretensión del Ejecutivo de aplicar para esta instancia la pauta de 40% de aumentos (daría un nuevo mínimo de $46.000) que busca extender en las paritarias de los sectores privado y público.

El piso salarial, años atrás clave para orientar otras discusiones paritarias, los ajustes en el sector informal y como referencia de diversos tipos de contrataciones, en la actualidad tiene su principal impacto en el valor de los planes sociales que paga el Gobierno. Se trata del denominado “salario social complementario” que equivale a la mitad de un sueldo mínimo así como el valor del subsidio REPRO que abona el Ministerio de Trabajo a las empresas en crisis, entre otros programas.